Somos tu restaurante para comer en Sevilla en la Feria de Abril - Restaurante Jaylu
A escasos días de la celebración de uno de los grandes reclamos turísticos de Sevilla, la Feria de Abril, nos vemos en la obligación de hacer un repaso por su gastronomía típica, así como por su historia y sin olvidarnos de haceros la recomendación de visitar nuestro restaurante para comer en Sevilla en la Feria de Abril.

No cabe duda que este evento lleva impreso en su ADN una serie de platos y bebidas que lo hacen aún más único. Prueba de ello es que cada año el pistoletazo de salida a la fiesta lo da la conocida como “Noche del Pescaíto”. En ella, tanto sevillanos como visitantes de otros lugares degustan las populares frituras andaluzas como chocos, boquerones, adobo, acedías, etc.

Por otro lado, en una mesa del Real de la Feria nunca debe faltar un plato de jamón, una gambas de Huelva, una tradicional tortilla de patata o alguna carne a la plancha. Los menús son cada vez más variados, pero hay momentos en los que hay que ir a lo seguro para disfrutar aún más del ambiente que te rodea. Y todo ello, como no, regado con una buena Manzanilla fresquita o cerveza en su defecto.

¿Por qué optar por un restaurante para comer en Sevilla en la Feria de Abril?

Sin embargo, hay quienes prefieren salir del bullicio y disfrutar de momentos de tranquilidad a la hora de almorzar o cenar. En Jaylu son muchos los comensales que nos visitan antes o después de ir al Real para degustar auténtica cocina de producto. Por tanto, si estás buscando un restaurante para comer en Sevilla en la Feria de Abril estás en el lugar acertado. ¡Te esperamos!

Aquí puedes conocer nuestra carta. Ve pensándotelo.

Un poco de historia…

La Feria de Abril data del año 1847, siendo la zona del Prado de San Sebastián de Sevilla el lugar elegido para una primera edición que contó con 19 casetas y que supuso todo un éxito para los organizadores.

Los grandes impulsores de esta iniciativa fueron dos concejales: Narciso Bonaplata (catalán) y José María de Ybarra (vasco), que pusieron ante la mesa la necesidad de llevar a cabo una feria agrícola y ganadera que beneficiase los intereses económicos de la ciudad y de los empresarios que en ella operaban (como ellos). Finalmente, la reina Isabel II autorizó su celebración.

El evento fue muy bien recibido por la ciudadanía, tanto que los comerciantes solicitaron al ayuntamiento una mayor presencia policial porque “los sevillanos y sevillanas, con sus cantes y bailes, dificultaban la realización de los tratos”.

Precisamente este espíritu festivo y alegre es el que ha perdurado a lo largo de los años hasta convertir a la Feria de Abril hispalense en una de las festividades más conocidas en todo el mundo.

Ahora que ya eres todo un experto, no esperes para buscar un restaurante para comer en Sevilla en la Feria de Abril como Jaylu. ¡Te esperamos!

Imagen: Wikipedia